Blog sobre tartas, dulces y
repostería artesana en general.
Navigation Menu+

Helado de chocolate – El sabor más clásico

Publicado el 31/07/2018 por en Productos, Recetas | 0 comentarios

cabecera

El origen del helado no puede determinarse con exactitud, pero sí sabemos que su creación está relacionada con tres personajes de la historia de diferentes épocas: Marco Polo, Ruggeri y Procopio. Todos italianos, de ahí que las mejores recetas de helados vengan de Italia.

¿Te gustan los helados de chocolate? Pasan los años y el helado de chocolate sigue siendo uno de nuestros sabores favoritos. Es un clásico, uno de los que más gusta a los niños y más sencillo de elaborar.

Nosotros os vamos a explicar cómo hacer helado de chocolate en casa. Y si usamos ingredientes de calidad, el resultado será aún más delicioso. ¿Te apuntas al reto?

Helado de chocolate

Ingredientes para endulzar la vida de 4 personas.

Huevos. 10 yemas.

Azúcar glasé. 300 gr.

Cacao en polvo. 120 gr.

Leche. 300 gr.

Nata. 200 gr.

Sal kosher. ¼ cucharadita.

Extracto de vainilla. 1 cucharada.

Nos ponemos el delantal y ¡comenzamos!

1.- Prepara un bol lleno de agua con hielos. Debe ser lo suficientemente grande para que quepa la jarra que posteriormente debes usar para mezclar el helado.

2.- Mezcla en un bol las yemas y la mitad del azúcar glasé y bate hasta que espesen.

3.- Vierte en un cazo el cacao con un poco de leche y bate hasta deshacer los grumos. A continuación, ponlo al fuego y añade poco a poco el resto de la leche, la nata y la sal hasta que hierva y lo retiramos.

4.- Vuelve al bol de los huevos y hecha una cucharada de la mezcla de cacao anterior y, sin dejar de batir, añade otra cucharada más.

5.- Incorpora la mezcla del bol en el cazo a fuego muy bajo y sin dejar de batir durante 4 o 10 minutos, hasta que espese.

6.- Introduce la mezcla en la jarra con el colador para quitar los restos de huevo que se hayan cuajado.

7.- Una vez colado, pon la jarra sobre el bol de agua con hielos y mueve la mezcla con una cuchara de madera hasta que se haya enfriado completamente.

8.- Cuando esté frío, tápalo con papel film y al congelador durante 2 horas.

9.- Pasado el tiempo de congelación, usa la heladera para aportarle más cremosidad.

¡Y listo para servir!

¿Os han salido rica la receta? Estamos impacientes porque nos contéis qué tal ha sido vuestra experiencia.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.